Amadrinadas: Un desastre de algodón de azúcar envuelto en hojaldre con miel metido en chocolate con nubes


 Disney+ estrena otra película navideña de esas cutres, pero de gran presupuesto.

No tengo muy claro si Amadrinadas se iba a estrenar en cine o se ideo para Disney+, lo que si tengo claro es que si fuera para la televisión lo entendería perfectamente porque esto que he visto esta tarde es una película cutre de Navidad de las que vemos en Netflix cada año, pero con muchísimo mas presupuesto y dos estrellas de esas no top, pero si muy conocidas, Jillian Bell e Isla Fisher.

Amadrinadas nos cuenta la historia de una joven hada madrina en practicas que como no, es un desastre con lo de los trucos de magia, que cuando se entera que van a cerrar la sección de hadas madrinas, viaja a la tierra para tener una historia de Felices para Siempre. Y ahí es donde se encuentra con Isla Fisher que ya no es la niña que pidió el deseo a su hada madrina, sino que es una joven viuda madre de dos hijas.


y a partir de aquí, unos pocos chistes de caídas y explosiones, la probablemente mas aburrida e insustancial historia de amor con el probablemente, "príncipe" mas soso de la historia dos niñas arquetípicas como no, animales monos digitales, porque claro lo de poner animales de verdad pues en este momento como que casi que no.

Todo, absolutamente todo, está mal en esta película, desde las actrices protagonistas, una que intenta ser graciosa pero que va a ser que no, y otra que tiene cara de... "pues habrá que cobrar el cheque". Eso e intentar montar algo así como un musical con las canciones de Sonrisas y Lagrimas, efectos especiales y un toque de espíritu navideño que aburre durante sus larguísimos e interminables 110 minutos.

Si tienes ocho años quizás pueda medio gustarte, pero si pasas de esa edad lo mejor es que dedique el tiempo que dura esta película a fregar los platos en invierno con agua fria, que es con diferencia una sensación mas agradable que ver esta película. 

Publicar un comentario

0 Comentarios