Voces: Una experiencia de terror clásica pero efectiva

Aunque tuvo su estreno hace algunos meses en cine, con muy pocas salas, Netflix ha estrenado en formato doméstico Voces, la película de terror de Ángel Gómez Hernández protagonizada por Rodolfo Sancho o Ramón Barea entre otros. Una cinta patria terrorífica y que ha recibido muy buenas críticas, sobre todo por los fans del terror más clásico. Vamos con una de psicofonía.

Sara, Daniel y su hijo de 9 años, llegan a la casa en la que pretenden comenzar una nueva vida, sin saber que esa propiedad ha sido conocida desde siempre en los alrededores como "la casa de las voces". El niño, Eric, es el primero en advertir que tras cada puerta se ocultan extraños sonidos y se intuyen voces que parece que intentan comunicarse con la familia. Lo que achacan en principio a un producto de la imaginación de Eric se convierte rápidamente en una inquietante realidad también para sus padres.

Con la terrorífica premisa del mundo de la psicofonías en sus preliminares, pero añadiendo elementos clásicos, sobre todo de las cintas de terror de los 80, Voces nos dibuja un título bastante pulcro y por momentos brillantes que recuerdas a cintas con mucho más presupuesto como Expediente Warren de la que recoge algunos de sus elementos para cautivarnos en una terrorífica hora y media con momentos que se quedan grabados en nuestra retina.


Un atormentado Rodolfo Sancho y la pareja de investigadores paterno-filial de Ramón Barea y Ana Fernández son la base de un relato que no juega a nada original ni visto anteriormente pero si utilizando cada uno de sus acertados ingredientes de forma elegante y sin fisura, donde el aspecto sonoro sobresale sobre todo. 

Cuidado con las voces, no las escuches.

Publicar un comentario

0 Comentarios