Reseña REY BLANCO, de Juan Gómez Jurado (Ediciones B, 2020)

 




Una reseña de FJ Arcos Serrano


ESPERO QUE NO TE HAYAS OLVIDADO DE MÍ.¿JUGAMOS?

Cuando Antonia Scott recibe este mensaje, sabe muy bien quién se lo envía. También sabe que ese juego es casi imposible de ganar. Pero a Antonia no le gusta perder.

Después de todo este tiempo huyendo, la realidad ha acabado alcanzándola. Antonia es cinturón negro en mentirse a sí misma, pero ahora tiene claro que si pierde esta batalla, las habrá perdido todas.


Hoy hablo de uno de los libros más esperados del año en lo que novela negra se refiere. La tercera parte de la trilogía que se inició con Reina Roja, continuó con Loba Negra y acaba ahora con Rey Blanco. Sin lugar a dudas: Una lectura de las que más he disfrutado este año.

Aclarar que aquí no acaba la cosa, ya que me acabo de enterar que las ramificaciones de esta trilogía alcanzan a los libros previos de Gómez Jurado: El paciente y Cicatriz. Ambos títulos ya están en mi poder y os hablaré de ellos por aquí a su debido tiempo. Avisan que no son imprescindibles para la trilogía pero sí nos ayudan a entender algunas referencias que aparecen en las páginas de la saga principal de Antonia Scott y Jon Gutiérrez.

Cuando empecé a leer Rey Blanco tenía mucha expectación y “miedo” ya que era muy difícil, después de Reina roja  Loba negra, de estar a la altura de sus predecesoras. Aguardar un año el final de una historia es mucho tiempo (aunque podríamos decir incluso que es poco tiempo si lo comparamos con otras sagas “eternas” que todo el mundo conocemos) y el lector puede sentirse defraudado. Pues no. Aquí está el escritor para desmontar lo que se dicen de las terceras partes y lo ha vuelto a hacer, brindándonos de nuevo una historia que, me atrevería a decir, es incluso mejor que las anteriores (¡y ojo! Que ya sabéis que el listón estaba muy alto).

El estilo de Juan Gómez Jurado sigue intacto con su sello característico escrito en presente, con frases cortas y potentes de esas que te calan hasta los huesos y que se meten en tu cabeza para trasladarte a la escena de forma muy directa y poder notar así la tensión, pero también las emociones que derivan de los propios personajes; Utiliza la tercera persona, aunque en ocasiones nos deslumbra, porque parece que se está dirigiendo directamente al lector. Para un leyente empedernido como soy yo, esos detallitos son los que marcan la diferencia cuando estás devorando un libro.




Los personajes de la pareja protagonista vuelven a dar lo mejor de sí y a cobrar toda la importancia que se merecen (quizás habían perdido algo de esto en Loba Negra). Comprendes mejor a ambos y llegas a conocerlos bien. Aquí tenemos más fondo y detalles sobre ambos, (sobre todo de Antonia y todo lo relacionado a su pasado), sin olvidarnos de los villanos… radiografiados hasta la extenuación.

En este aspecto no puedo decir nada más, ya que incurriría en el temido spoiler. Recuerdo que el autor nos pidió en la primera novela que no desvelásemos el final ni pormenores significativos, así que creo que es mejor no decir nada más en este apartado.

A nivel general me ha parecido un muy buen desenlace para la trilogía. La trama se desarrolla contrarreloj y culmina con un final inesperado y espectacular, de esos que te dejan atónito.

En definitiva: Un final de asombro no solo por el acontecimiento en sí, sino también por lo que implica y lo que ha rodeado a toda la trama iniciada en Reina Roja (que no es poco…).

Si ya has leído el primero o las llamadas “precuelas”, seguro que estás más que convencido y preparado para seguir con este. En caso de que no hayas empezado o si te gusta un buen thriller, ya sabes lo que tienes que hacer. Son libros donde te espera una trama urdida al mínimo detalle donde el suspense, giros argumentales imposibles, tensión y acción a raudales te dejarán pegados a ellos sin salvación posible. Además contamos con el añadido que están localizados en España, sin necesidad de irnos a escenarios hollywoodienses ni nórdicos.

Creo que el amigo Juan debe sentirse muy orgulloso de que sus libros se nos peguen a las manos y no podamos separarnos de ellos hasta que los terminamos. 

Nota final: Si queréis saber si va a haber más entregas con estos protagonistas…leed hasta el final (incluidos los agradecimientos) y os daréis cuenta que todo depende de nosotros, LOS LECTORES…así que no tenéis excusa.

Publicar un comentario

0 Comentarios