El Arte del Engaño: Filmin nos trae una historia de suspense y muertos que no se acaban de ir


Un entretenimiento evidente, un pelín ridículo y pese a todo, disfrutable.


 Desde Irlanda nos llega El Arte del Engaño, una historia de engaños, infidelidades, misteriosos personajes, casas misteriosas y fantasmas en la típica serie en la que nada es lo que parece y que seamos sinceros, tiene cierto olor a culebron.

Ophelia, una joven estudiante de inglés, se enamora de su carismático profesor, Michael. Tras la muerte accidental de la esposa de Michael, Ophelia se muda a Irlanda para vivir con él, justo cuando empiezan a aumentar las sospechas sobre la muerte de su mujer. Mientras Ophelia ocupa el espacio de la difunta, deberá descubrir si es el fantasma de la esposa de Michael quien la persigue, o su propio sentimiento de culpa.

Vamos a ser claros, El arte del Engaño es un producto que tira de tópicos, que quiere recordarnos a las historias de Hitchcock en las que nada es lo que parece, pero se queda en un simple entretenimiento y placer culpable. Todo en esta miniserie de cuatro episodios es por decirlo de alguna manera, engañoso. Por un lado tenemos que la historia esta narrada por la protagonista una vez acabados los hechos y cada episodio acaba con el recurso mas tramposo y de menos talento para crear un cliffhanger... La protagonista diciendo "pero no sabeis lo peor, eso viene ahora" y fin del episodio.

Por otro lado tenemos que todo en esta historia quiere recordarnos a la gran Rebeca pero sin una pizquita de talento, a lo que añadimos unas actuaciones dignas de la mejor telenovela venezolana. 

¿Hay algo bueno entonces en esta serie? Lo principal que puedo destacar es la factura tecnica, muy correcta con una inquietante y bella fotografía, pero vamos tampoco hay que ser muy bueno para sacar a Irlanda bonita y misteriosa. Por otro lado el siempre placer culpable que supone meterse en estas historias que las cosas como son, enganchas, y aunque sepas que estás viendo un producto bastante menor, disfrutas el camino.



 

Publicar un comentario

0 Comentarios