30 Fancine: Festival de Cine Fantástico Universidad de Málaga. Día 8, 'Tailgate', 'The Old Man: The Movie', 'Tag', y 'A Day'.


18/11/2020


Penúltima jornada de este 30 Aniversario del Fancine, el momento perfecto para recuperar algún título perdido en el maremagnum de las películas a concurso, y ofreceros algún 'pendiente de redacción', que se quedó por el camino de la falta de tiempo, en este escenario tan atípico en el que vivimos desde hace meses.

Recordad que en el apartado 'Ganadoras en Fancine', os dejamos la reseña tal cual, como se hizo en su día, quizá añadiendo alguna nota, como en el caso de hoy, pero intentando transmitir intactas las sensaciones y las formas que tuvimos en aquella ocasión.

Señalar, con enorme orgullo, que este año formaremos parte del jurado del Filmtropía, en la elección del Premio Cencerro Award, que elige la cinta más loca, guay y cencerrible del Fancine, en breve conoceréis la elegida.

Mañana el palmarés, en Fusion Freak hemos apostado, en el apartado de votaciones de la prensa, para otorgar el premio 'Gato Rabioso' a la película 'Alone', un trabo seco y duro, que dudamos encuentre hueco en los premios, en un año muy igualado en calidad, y atendiendo siempre a la competecia que puede encontrar en cintas tan premiables como 'Mandíbulas', del incomparable Quentin Dupieux.

Dejamos las despedidas y el resumen para el último artículo, aún nos queda la clausura, último golpe de pasión fancinera, ya sabéis que aquí manda El Crononauta, que ha guiado nuestros pasos por el tiempo de tan incomparable evento, somos Fusion Freak, con F de Fancine.

<Más información en WWW.FANCINE.ORG y en redes sociales>


- Horror Zone:

TAILGATE

Es inevitable pensar en 'Duel', o 'El Diablo sobre Ruedas' (1971), cuando se trata de argumentos que implican persecuciones entre coches, cuando uno de los conductores busca acabar con la vida del otro, en un estilo perfecto para mostrar tensión y psicopatías varias, a bordo de una road movie con evidentes tintes de terror.

El realizador holandés Lodewijk Crijns realiza, a partir de su propio guión original, un acercamiento solo parcial a la ópera primera de Spielberg, buscando matices en su particular visión, que incluyen el humor negro entre sus atribuciones, y un perseguidor atípico, que impone los buenos modales como razón de ser.

Aprovechando los bucólicos paisajes holandeses, y sus pulcros trazados, Crinjs no cuenta nada original, pero aprovecha bien el escenario, rueda con energía, apoyado en un buen montaje, y presenta una buena visión espacial, manejando bien los tiempos.

Todo eso mientras los protagonistas permanecen dentro del vehículo, una vez que la historia gira hacia su segunda intención, más convencional, todo se vuelve previsible y mucho menos estimulante, el realizador levanta, nunca mejor dicho, el pie del acelerador, y no se atreve a tomar decisiones más extremas, algo que indudablemente, hubiera elevado el resultado final.

Del reparto, el núcleo familiar perseguido cumple sin más, siempre a la sombra de un Willem de Wolf imponente, muy convincente en su perfil de maníaco, con un parecido físico que le asemeja a veces al político norteamericano Joe Biden, y otras al director alemán Werner Herzog, en una curiosa mezcla de ambos.

Finalmente, cualquiera que haya tenido una discusión de tráfico alguna vez, se sentirá un poco identificado con el planteamiento de 'Tailgate', un trabajo que pierde intensidad y determinación a medida que avanza, pero que se ve con ese interés nervioso, destinado a un público que disfrute con este tipo de argumentos de horror, de corte más bien excesivo.




- Ánima Zone:

THE OLD MAN: THE MOVIE

Si alguien se pregunta si existe la animación en Estonia, la respuesta es que va a ser que si, porque los simpáticos Oskar Lehermaa y Mickk Mägi, son responsables de una de las última locuras que ha visto el cine de animación de los últimos años.

Avisados por los propios realizadores previamente, de la importancia de la leche en su país, y de que seamos abiertos de mente para poder encajarla, asistimos a una entrada propia de los dibujos animados de la extinta Unión Soviética, posiblemente, a modo de parodia como país satélite que fue Estonia durante tantos años.

Una vez insertado el título, el film recorre su propio camino, como una especie de Wallace & Gromit pobretón, sujeto a la deseada técnica Stop Motion, aplicada bajo un filtro 2D y 3D, en un batiburrillo de estilos que denotan claramente, un inmenso trabajo creativo a sus espaldas.

Leche y mierda, estamos ante una película muy loca, a veces desquiciada, de esas que te tienen a carcajadas durante parte de su metraje, gracias a las situaciones ingeniosas de unos personajes muy extraños, en el crisol estonio cabe de todo, granjeros, villanos de manual, niños con talento, vacas, hippies, árboles pervertidos, leñadores con ganas de trabajar, osos de un tamaño inquietante, rockeros de otro tiempo, y eso sin contar los oriundos del lugar, ávidos de cuota láctea diaria.

Finalmente, déjense llevar, si tienen la ocasión, de este escatológico paseo rural, no ignoren su carácter adulto, Lehermaa y Mägi no hacen prisioneros, por cierto que este último dobla un buen puñado de personajes, dejando claro el carácter modesto de una producción tan hilarante como recomendable, totalmente alejado de lo convencional, y de lo comercialmente manufacturado.




- Ganadoras en Fancine:

TAG* (2015)

Sinopsis: Una joven, de viaje en autobús con sus compañeras de instituto, se encuentra con lo imposible, cuando todas son asesinadas brutalmente delante de ella por un horror informe, desde entonces, comenzará una carrera desesperada contra la muerte.

Olviden toda sinopsis, el cine japonés suele suponer un reducto de seguridad muy característico, pero a veces, desquicia sus propios argumentos hacia límites de lo intolerable, y eso es básicamente lo que ocurre con el último film de Sion Sono, al que difícilmente se podrá calificar bajo los estándares convencionales.

Un viaje de idas y venidas, que mezcla crispación con brutalidad, de una forma extremadamente descontrolada, siendo muy capaz de agotar al espectador más robusto con su carácter desfasado, que además, tampoco ofrece unas conclusiones realmente convincentes, provocando una mayor decepción.

Como punto a favor, reconocer un esforzado trabajo de dirección, que igualmente supone un ejercicio baldío, pues no encuentran reflejo ni apoyo en un aspecto narrativo, que se torna confuso y demasiado excéntrico para resultar mínimamente defendible. 

*Vista hoy día, no es que haya mejorado excesivamente el interés por el film, pero ahora que la filmografía de Sono está más consolidada, se puede entender mejor su intención con el film, pese a lo poco convincente que me sigue pareciendo su parte final.




- Asia: Regreso al Futuro

A DAY

El cine coreano presenta un interés por el género fantástico muy destacado, como parte de una producción nacional muy prolífica, que le convierte junto a Japón, en el país asiático que más y mejor exporta sus productos al resto del planeta.  

Con la clara intención de tomar prestado el argumento de 'Atrapado en el tiempo', y formar su propio día de la marmota, el realizador Cho Sun-Ho perpetra, a partir de su propio guión original, un enérgico relato de colapso temporal, en el que un padre intenta salvar la vida de su hija, repitiendo en mismo día, y condenado a ver su accidente de tráfico una y otra vez.

La diferencia que plantea Sun-Ho, nace de la cuidada descripción que realiza de sus personajes, a los que dedica tiempo para hacer comprender sus motivaciones, entrando en juego factores como el arrepentimiento o la venganza, todo ello expuesto en el habitual entramado urbano, de formas geométricas impecables, que presentan las ciudades del Sur de Corea, bien aprovechadas siempre para el fondo visual.

En contra, un forzado exceso de dramatismo, cocinado casi siempre a cámara lenta, que obstruye en parte las venas de una narración, que pese a todo resulta generalmente fluida, gracias a una cuidada factura, y a un ritmo adecuado, a veces frenético, que convierten al film en un producto sumamente entretenido. 

Para terminar, señalar la implicación de los actores del cine coreano, con cualquier producción, algo que se cumple sobradamente en 'A Day', un film que no pasará a la historia de lo memorable, pero se las arregla sobradamente, para hacer atractiva su particular fantasía temporal.  




Publicar un comentario

0 Comentarios