Vampiros contra El Bronx: Tan divertida como Una Pandilla Alucinante pero con menos magia




Netflix sabe tocar la vena sensible, y aunque muchas veces no acierta en su desarrollo, es especialista en coger ideas que todos deseamos ver y convertirla en series o películas. En este caso con Vampiros contra El Bronx intentan volver a la pelis de bandas de chicos de los 80 luchando contra fuerzas del mal.

Tres chavales con muchas agallas de un barrio del Bronx que se está aburguesando descubren un siniestro plan para robarle la vida a su adorada comunidad.
El nuevo título juvenil de Netflix resuma por todos lados aroma a Una Pandilla Alucinante pero el problema es que ni la historia ni sus personajes son tan icónicas como la de aquella cinta con la que tanto disfrutamos. Esto no quita para que la cinta dirigida por Oz Rodríguez no sea entretenida y muy válida para un rato en familia, además de contar con algún gag humorístico derivado del barrio donde transcurre, pero poco más.




Netflix sigue con su misión de actualizar clásicos, ya sea oficial o extraoficialmente y enseñar a nuestras nuevas generaciones que hubo un tiempo donde las ideas más locas molaban, aunque no sean tan redondas en la actualidad.


Publicar un comentario

0 Comentarios