Rebeca (2020): Aburridísima nueva versión del clásico de Daphne Du Maurier



En los 40, una de las grandes obras maestras de Alfred Hitchcock fue la adaptación de la novela de Daphne Du Maurier, Rebeca. Una nueva adaptación, nada de remake, se ha estrenado casi simultáneamente en cines y Netflix, dirigida esta vez por el británico Ben Wheatley (se hará cargo de Tomb Raider 2). Hoy os traemos lo que nos ha parecido esta nueva versión del cuento gótico.

Una joven contrae matrimonio con un aristócrata y se traslada a vivir a su mansión, de nombre Manderley, situada en Cornualles. Sin embargo, ahí continúa presente la sombra de Rebeca, la anterior mujer del millonario, fallecida en extrañas circunstancias.

Con un reparto realmente interesante, encabezado por Lily James, Armie Hammer y Kristin Scott Thomas, entre otros, y con unas magníficas localizaciones, es de lo más destacable en el título, el aburrimiento es lo primero que nos viene a la cabeza en esta nueva adaptación, poco o nada tiene que ver con la del maestro de 1940, quizás acercándose más al texto al que adapta pero que olvida por completo los tintes sobrenaturales y de misterio convirtiéndose en una fría película donde ni fú ni fá.

Aún por el esfuerzo de los actores, la cinta es totalmente plana y sus diálogos carentes de fuerza, con unos sobresaltos mal expuestos y casi carente de sorpresas, donde la parsimonia va haciéndose fuerte con el trascurso de los minutos, y son dos horas de mucha tranquilidad y no pasar casi nada. La sobrexplicación de los hechos encima insulta a los que queremos descubrir misterios. Solo momentos puntuales salvan de la zozobra total.

Publicar un comentario

0 Comentarios