El Cadáver (Kadaver): Netflix busca su nueva El Hoyo y patina con su intento nórdico


Netflix tiene una bonita costumbre y es intentar copiar ideas que hayan triunfado en su catálogo y probar productos parecidos para intentar conseguir de nuevo un éxito. A veces suena la flauta y lo consiguen, y otras veces pues....la ostia suele ser gorda. Buscando un éxito similar a El Hoyo, Netflix ha estrenado una película noruega post-apocalíptica con tintes de terror como El Cadáver (Kadaver) y que...Bueno ahora os contamos.

Tras una hecatombe nuclear, usan comida como señuelo para hacer que una familia hambrienta participe en una obra teatral cuyos espectadores empiezan a desaparecer.

La película de Jarand Breian Herdal tiene un buen comienzo, incluso la idea promete, los actores cumplen en su mayoría y tiene momentos muy interesantes, pero en el desarrollo se ve venir lo que va a ocurrir desde los primeros minutos de la película y eso hace mucho daño a su desarrollo, con momentos previsibles y un final que te esperas por completo.

Desde primera hora, Kadaver fuerza demasiado para hacernos sentir mal en la desesperación de este mundo post-apocalipticos y las terroríficas consecuencias que conlleva la participación de la "obra de teatro" que mucho viven en sus carnes. Pero es tal la obsesión en dicho sentido, que termina siendo alarmantemente pesado y sobreexplicado. Realmente no es mal producto para un sábado por la tarde lluvioso, pero poco más.

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo.
    Los actores son buenos
    La fotografía es genial
    El ambiente que crean perturbador

    Algo paso con el escritor. La segunda mitad de la película es tedioso.

    ResponderEliminar