Black Box: Poco más que un episodio de Black Mirror dopado



Segunda película exclusiva de Blumhouse, dentro de Welcome to Blumhouse, que estrenará Prime Video dentro de su interesante catálogo. Una película totalmente diferente a la primera que vimos ayer, The Lie, y que esta si se acerca un poco más al terror pero de forma mínima. Vamos allá con Black Box.

Un hombre lucha por recuperar la memoria después de sobrevivir a un trágico accidente automovilístico. Desesperado por volver a ser él mismo mientras intenta criar a su hija, recibe un tratamiento experimental que lo ayuda a indagar en un pasado que de repente se siente demasiado oscuro para ser el suyo.

La verdad que no se le puede objetar nada a la originalidad de los productos Blumhouse, tanto los estrenados en cines como los que están llegando al servicio de Prime Video, y desde luego Black Box no peca de eso, lo que si es verdad que tampoco va más allá de un episodio de Black Mirror, en este caso centrado en una máquina que puede devolver recuerdos a personas que han sufrido accidentes con lesiones cerebrales. con algo más de empaque y duración. Eso sí, en esta peculiar historia de accidentes y pérdidas de memorias, destaca mucho más por cómo se cuenta que por lo que se nos cuenta, convirtiéndose en bastante previsible desde la primera media hora.



Tres sustitos de nada, pronto nos damos cuenta que la cinta va por otros derroteros a los del terror, es de lo poco que nos hará saltar del sofá en una cinta sosegada, con algo de tensión y rodada de una manera eficaz y con muchas preguntas éticas y filosóficas que debe responder el espectador. Merece también destacar la actuación del protagonista Mamoudou Athie al que ya hemos podido ver en Underwater o de forma más testimonial en El Candidato.


Publicar un comentario

0 Comentarios