The Boys: Los superhéroes más cafres golpean de nuevo con una segunda temporada más bestia



Pues bien, me he levantado a las seis de la mañana para poder disfrutar en la soledad del salón de mi casa de la segunda temporada de seguramente la mejor serie de superhéroes actual, sin duda a equivocarme, o al menos la más adulta, que ya es un decir. Por ello, y después de babear durante casi tres horas, lo que duran sus tres primeros episodios disponibles, es hora de hablaros de la segunda temporada de The Boys, pero poquito, que lo ideal es que vayáis descubriendo vosotros mismos. Que queréis que os dia, más sangre, destrucción y barbarie y menos vergüenza, vamos que nos ha encantado.

Lo malo de las segundas temporadas de productos de éxitos es que puedan anclarse y quedar un poco estancadas viviendo de sus primeras temporadas, desde luego para The Boys esto no es un problema. Sus primeros episodios demuestran la buena salud de una ficción que incluye nuevos personajes (tan interesantes como los anteriores) y nuevas e interesantes temáticas pero sin ello dejar a un lado el gamberrismo no apto para todos los públicos y manteniendo todas las señas de identidad de su primera temporada.



Destacable el nuevo protagonismo de dos personajes que creemos que serán claves. por un lado la nueva miembro de los 7, Stormfront, dará mucho juego cuando la vayamos descubriendo, o la del mandamás de esos malvados superhéroes como es Giancarlo Esposito que siempre cumple y aquí no iba a ser menos.

También disfrutaremos con la consecuente dosis de violencia sin pelos en la lengua, sangre por cubos, o un gamberrismo que quizás no sorprenda tanto como en la primera temporada pero que sigue tan inherente como en esas entregas.  Lo malo, que hasta el próximo viernes no hay otro episodios, lo bueno, habrá tercera temporada y que no dejen de pisar el acelerador.


Publicar un comentario

0 Comentarios