Ratched: Ryan Murphy nos demuestra que sabe crear maravillas más allá de American Horror Story




American Horror Story
es desde hace años historia de la televisión actual, la serie de Ryan Murphy se ha convertido, con una legión de incondicionales, en uno de los fenómenos televisivos más reconocibles, te guste o no. Esta claro que Netflix buscaba esa magia de su creador y este ha respondido con una especie de nueva temporada de la mitica serie de terror pero totalmente independiente y con posibilidad de crecer en varias temporadas más. Así se puede definir Ratched.

Una enfermera de una institución mental se vuelve hastiada, irascible y un verdadero monstruo para sus pacientes. En los años 40, Mildred Ratched se traslada al norte de California para conseguir un trabajo en un hospital psiquiátrico pionero en la aplicación de nuevos e inquietantes experimentos con la mente humana. Mildred se presenta como la imagen perfecta de lo que debería ser una enfermera pero, a medida que empieza a trabajar en el sistema de salud mental y con aquellos que están dentro de él, se descubrirá que su elegante exterior oculta una oscuridad que va creciendo en su interior y que lleva ardiendo durante mucho tiempo, revelando que los verdaderos monstruos se hacen, no nacen


¿Quién no recuerda a la malvada enfermera de Alguien voló sobre el nido del cuco? Aquella Mildred Ratched es la protagonista, como si de una precuela se tratara, de esta serie. Un personaje que hace suyo de forma magnífica la actriz Sarah Paulson, alejando un poco de la oscuridad a este personaje y haciéndolo divagar entre el bien y el mal continuamente, incluso haciéndonos empatizar con tal sórdido especimen. Además, la actriz se muestra acompañada brillantemente con rostros tan conocidos y, en estado de gracia, como Judy Davis, Jon Jon Briones o Sharon Stone.

En Ratched la paleta de colores se muestra espectacular, siendo un personaje más y que no deja caer en la oscuridad a un título que se mueve entre la investigación, terror y la crítica social más mordaz, todo con un toque vintage muy años 50 que le sienta tan bien.




Ratched es desde su comienzo un bombón envenenado que no puedes dejar de saborear si eres fans de otros títulos de Murphy. Desde luego, eso también trae una consecuencia negativa inequívoca y es que Ratched no es para todo tipo de público y hará a muchos salir espantados.




Publicar un comentario

0 Comentarios