Raised by Wolves: Ridley Scott se encuentra en su forma más excesiva en una serie de ciencia ficción excelente



Cuando se habló de la implicación de Ridley Scott, y su hijo Luke, en la nueva serie de ciencia ficción Raised by Wolves, saltaron todas las alarmas ya que el director puede ser tan brillante como decepcionante, aunque la esperanza en uno de los iconos de la ciencia ficción nunca se debe perder. La nueva serie estrenada en TNT nos trae al mejor y más atrevido Ridley Scott, recogiendo mucho de los elementos más positivo de la saga Alien y algunos de Prometheus pero sin tener nada que ver con la saga de los xenomorfos.

Dos androides, denominados "Padre" y "Madre", reciben la tarea de educar a un grupo de niños humanos en un misterioso y desértico planeta. A medida que las distintas colonias humanas comienzan a tener problemas a causa de sus diferencias religiosas, los androides descubren lo difícil que resulta controlar o incluso cambiar la opinión y las creencias de los seres humanos.

Aunque Raised by Wolves parece complicada en su desarrollo, no es así para nada, su inicio es sencillo y básico y sobre esa idea desarrolla un universo gobernado por los androides "padre" y "madre" y un mundo apocalíptico donde se enfrenta la religión y la ciencia, algo tantas veces visto con anterioridad. Y todo esto se hace con un desarrollo excesivo y brillante tanto en actuaciones, localizaciones y en las diferentes escenas de acción que irán completando muchos de los momentos de este magnífico título.



Madre, una androide nigromante, se convertirá por su estética en un nuevo referente de la ciencia ficción actual, en una serie carente de épica y donde todo se sostiene sobre una historia cruda y real de supervivencia en un mundo nuevo y salvaje.

Un excelente comienzo de un título que nos devuelve al mejor Ridley Scott y que habrá que ver por donde deambula en próximos episodios, todo un mundo nuevo por descubrir

Publicar un comentario

0 Comentarios