Memorias de Idhún : Más sombras que luces en la adaptación de Netflix



La adaptación al anime de esta primera parte de Memorias de Idhún: La Resistencia, se ha estrenado el jueves día 10 en Netflix, y en general el descontento de los usuarios de la plataforma por el doblaje que le han puesto, es generalizado… empezando por la propia Laura Gallego, autora de la obra original.

-Para empezar, es una adaptación de los comics, no de los libros. No hay más que ver que los diseños de los personajes son los mismos que se usaron en los comics que se fueron publicando de forma regular, pero tampoco es un problema, ya que la historia estaba bien adaptada y en este anime, pues hay que reconocerle, que para ser una obra tan compleja, la historia y toda la trama está muy bien tratada. En ese aspecto, creo que nadie o casi nadie pueden quejarse.



-Los verdaderos problemas vienen cuando uno se pone a ver realmente la serie. Para empezar la calidad de la animación deja mucho que desear; parece que hayan dibujado varios fondos y pegado encima los personajes con una calidad de dibujo totalmente diferente. A veces me ha recordado a esos Final Fantasy de PSX en los que los personajes se movían sobre un wallpaper muy ancho. Y es que ver que la profundidad del escenario no casa con los movimientos del personaje, hace que la animación sea bastante cutre e incómoda de ver.

-Las expresiones de los propios personajes es otra cosa con la podemos decir “ejem ejem”… Lo mismo tienen ojos pequeños y rasgados al más puro estilo asiático, que grandes y redondos, lo mismo están más elevados y cercanos a la frente, que más bajos y pegados a la nariz. Y luego tenemos los conceptos de anatomía y proporción, los cuales son inexistentes en la serie. Posiciones de algunas extremidades imposibles porque se habrían partido huesos, tamaños de cabezas y brazos que desafían las leyes de la física y van cambiando según el episodio…



-Una banda sonora prácticamente inexistente que se limita a un vago tono que acompaña a los episodios pero que no ayuda a que los espectadores se metan en la historia, incluso a veces llega a resultar molesta. Y ya por último el “doblaje” castellano. Solo podemos decir que el trabajo de Michelle Jenner como Victoria es muy bueno, el resto de personajes, en opinión personal, no han sido doblados. Han puesto agente sin experiencia delante del atril a leer las frases lo mejor que han podido, pero sin idea alguna de interpretación y el trabajo parece de chiste. Sobre todo porque varias veces en TODOS los episodios, las voces no casan con el movimiento de las bocas de los personajes. No podemos jactarnos de que España tiene uno de los mejores doblajes del mundo y después hacer esto con una serie precisamente española y basada en una de las mejores trilogías de fantasía de género español. Vergüenza es decir poco.

-En conclusión: tenían muy buen material, una buena base y la mitad del trabajo ya listo en los comics, pero ha faltado calidad por todas partes, tanto en el apartado técnico, como visual y musical. Sinceramente, dudo que siga viendo la serie si siguen sacando episodios. Lo mejor que pueden hacer es cancelarla. Ya de por sí me ha costado mucho trabajo acabar estos 5 episodios.


Javier Martínez 

Publicar un comentario

0 Comentarios