Los Chicos de la Banda: Cuando el teatro no funciona bien en formato cinematográfico.


Netflix ha estrenado la adaptación de la aclamada obra de temática LGTB de Mart Crowley.


Joe Mantello ha sido la persona elegida para adaptar a la gran pantalla la obra teatral de Mart Crowley, Los Chicos de la Banda, una historia de amistad, recelos, rencores y muchos secretos. Y lo ha hecho con la producción de Ryan Murphy y  y rodeándose de un elenco de lujo encabezado por un magistral Jim Parsons y un excesivo Zachary Quinto.

Estamos ante un producto  realizado con una gran puesta en escena y que calca la idea original de la obra que aunque no lo creáis cumple 50 años. Una historia centrada en una sola localización y con 9 actores principales que representa probablemente todo el espectro de personalidades gays que existían en los años sesenta donde se sitúa dicha historia.

Vamos a ser claros, el hecho de que los protagonistas de la historia sean gays importa bien poquito en cuanto al grueso del mensaje y la historia que nos cuentan, porque en esencia estamos ante una historia en la que gente que se conoce demasiado bien, terminan explotando cuando en ese delicado status quo introduces un elemento discordante. En este caso el amigo hetero del organizador del cumpleaños que se auto invita a esta fiesta. 


El problema principal que arrastra la película es que precisamente la forma de contar de la historia, perfecta para el teatro, falla escandalosamente en el cine. La película es aburrida, tarda en arrancar, casi hasta que no lleva una hora de película, nos hemos limitado a ver personajes llegar y medio formarse y lo importante e interesante está comenzando a pasar cuando ya has dado varias cabezadas. Tenemos buenas interpretaciones, aunque una es magistral (Jim Parsons) una buena puesta en escena, un buen producto y sin embargo la película falla espectacularmente en el montaje y sobre todo en el ritmo que este le ha dado. 

Algo que es una verdadera pena cuando han contado con el elenco que en 2018 interpretaron con gran éxito la obra. Y esto no quita que sea una película necesaria que muchos tendrían que ver para entender muchas cosas y sobre todo si quieres saber como era la vida de los homosexuales en aquella época donde recordemos, en Estados Unidos, era delito.






 

Publicar un comentario

0 Comentarios