La Marquesa: Basura excéntrica inglesa by Netflix




Partiendo de la base en que el humor inglés es peculiar, no os queremos decir cuando esté alcanza lo absurdo y excéntrico y se transforma en la gran basura que es La Marquesa, un producto de solo seis episodios (gracias a Dios) de media hora que se acaba de estrenar en Netflix.

Katherine Ryan interpreta a una madre soltera que considera embarazarse de nuevo de su archienemigo: el padre su hija. ¿Podrán dos errores hacer otro acierto?

Y es que después de leer de que va, si todavía te atrae la maravillosa idea de disfrutar de esta torpeza británica, deberíamos aclarar que estamos ante un producto aburrido, con más agujeros de guión que un queso de gruyere y con unas actuaciones de juzgado de guardia de su trío protagonista (excepto la niña que encima es cargante).




No comprendemos muy bien como partiendo de esa base de una idea de base muy chorra se consigue alargar con hasta seis episodios con un humor descafeinado. Todo hay que decir que Katherine Ryan, su protagonista, también es la creadora y directora de todo esto. Ya que el caos lo domina todo, lo ideal es que provenga todo del mismo sitio.

Publicar un comentario

0 Comentarios