La historia de la fiesta de Disney para celebrar el éxito de Blancanieves que acabo en orgías y un caballo nadando en una piscina.


Podríamos llamar a esta historia, el Hoy Salimos Pero de Tranquis, mas épico de la historia de Hollywood.


Corría la década de los treinta cuando Walt Disney se lanzaba a la mayor locura hasta entonces, la elaboración de un largometraje de animación, en color y con números musicales espectaculares. Los hermanos Disney, Roy y Walt habían presupuestado entre 250.000 y 500.000 dólares  como dinero para hacer realidad su sueño. Pero incluso con el dinero que ya poseía el estudio no les llegaba, así que los hermanos sabiendo que tenían un éxito entre manos, decidieron pedir un préstamo para poder rodar de la manera que ellos querían el clásico Blancanieves.

La idea era realizar algo que nunca se hubiera visto, con profundidad de campo en la animación 2D, movimientos humanos que correspondieran a los de las personas de carne y hueso, por esta razón los animadores trabajaron duramente analizando actrices que habían rodado anteriormente para imitar en dibujos sus interpretaciones, pero no se quedaba ahí el tema. Para conseguir el color adecuado, se crearon mas de 1500 tonos diferentes de colores y el equipo final fue de 750 artistas que trabajaron dia y noche durante tres años, con una gran presión y con un presupuesto que se fue a los 2 millones.

El 21 de diciembre de 1937 se estrenaba en el cine Cathay Circle de Los Ángeles y en muy poco tiempo la película se convirtió en un megaexito que recaudaba en pocos meses mas de 8 millones de dólares convirtiéndose en la película mas taquillera de la historia hasta ese momento.

El equipo estaba mas que contento y el hecho de que Walt hubiera dicho al equipo que su apoyo al proyecto se reconocería llegado el momento, cuando llegó el éxito comenzó a correr el rumor de que se repartiría un 20% de las ganancias entre los trabajadores. Y este rumor  se convirtió en clamor cuando los 1500 trabajadores recibieron la invitación a una fiesta SOLO PARA ADULTOS en el lujos Resort Norconian.


Estamos hablando de un establecimiento que disponía de campo de golf, instalaciones hípicas, un puerto deportivo, un lago y lo mas importante para esta historia, la mayor piscina privada del estado, ademas de un gigantesco salón de baile. El evento recibía el nombre de "Día de Campo de Walt" con una carta que decía lo siguiente:


En el evento se ofrecen todas las instalaciones del lago Norconian para el día 4 de junio. No habrá ningún cargo por el almuerzo, la cena o el baile. Se incluirá el uso gratuito de la piscina, el campo de golf, las mesas de ping pong y las canchas de bádminton. Sin embargo, el complejo cobrará una pequeña tarifa por ciertos artículos: paseos a caballo (1 dólar por hora), toallas junto a la piscina (10 centavos cada una), alojamiento durante la noche (3,50 dólares por habitación, independientemente del tamaño). Las bebidas alcohólicas mixtas serán de 25 centavos cada una, la cerveza, 15 centavos. Se prohíbe a los empleados traer su propio “licor embotellado” ya que el complejo contará con instalaciones de bar adecuadas con bebidas a precios razonables.


Cosas a destacar en la invitación que serán de vital importancia, libre uso de la piscina y sobre todo bebidas alcohólicas a precios razonables. Otro punto importante a destacar es que la media de edad de los trabajadores de Disney en ese momento eran veinteañeros y casi todos solteros, remarcamos lo de casi...

El tema es que durante los días antes los chicos y chicas comenzaron a mandarse mensajes internos donde dejaban claro que durante ese fin de semana iba a haber coqueteo, fiesta y sobre todo, esperaban la noticia de los bonos de beneficios por Blancanieves. Se han rescatado algunas de estas notas con recomendaciones como llevar tu propia aspirina obligatoria para las resaca.

El hotel se dividió en tres, por un lado un piso para hombres solteros, otro piso para mujeres solteras y por ultimo un piso para las parejas casadas a los que se les advirtió que no llevaran niños.

El viernes 3 de Junio de 1938 comenzaba la fiesta en el Norconian Resort y las primeras horas fueron bastante tranquilas, partidas de golf, saltos de trampolines por profesionales pero empezó la tarde, y bueno hacia calor y la gente comenzó a beber un poco de alcohol, a las horas el alcohol en el cuerpo de los alli presentes era mas abundante que el agua de la piscina y como no podía ser de otra manera, uno de los presentes calló completamente borracho a la piscina, comenzaron las risas y comenzando como un pequeño evento, alguien tiro a una chica al agua, al poco tiempo otro, risas, alcohol y en diez minutos la piscina parecía una rave en el que la gente tiraba directamente el alcohol al agua y se lo bebían desde ahí. De pronto alguien pensó que era una buena idea coger un caballo y lanzarse a la piscina con el. La cosa empezó a salirse de madre con carrera de burros en el hall de hotel incluida cuando muy a la tarde apareció Walt Disney para poner algo de orden. 

La cosa se tranquilizó un poco para la cena, pero el alcohol seguía siendo mas popular que el agua entre los presentes incluidos Walt Disney, hasta que llegó un policía para detener a Walt por convocar una fiesta ilegal. Obviamente se trataba de una broma que habían preparado sus empleados, pero como como también andaba ya muy contento comenzó a discutir airadamente con el policía casi llegando a las manos cuando se desvelaba la broma y se invitaba al actor a quedarse el resto de la noche.

Y comenzó el baile que en menos de lo que cantaba el gallo se convirtió en la mayor conga de borrachos de la historia con gente que poco a poco se iba desnudando en el gran salón de baile, cada vez mas alcohol y menos ropa y ademas gente frustrada porque de los bonos ni mu... Ahí fue cuando Disney empezó a darse cuenta que la cosa se estaba desmadrando un poco y pese a su borrachera decidió abandonar la instalación, así como las parejas mas mayores que se temían lo que iba a ocurrir.

Completamente enfadados con los hermanos Disney los mas veteranos dijeron de perdidos al rio y tras quedarse sin jefes, comenzó los insultos al productor y la proposición de llevar la fiesta, tras 12 ininterrumpidas de alcohol,  a la piscina otra vez. Pero claro, estaban en ropa de noche, no había bañadores, así que comenzaron todos a desnudarse y tirarse al agua. Uno de los presentes pensó que era una buena idea lanzarse desde la ventana del segundo piso con la suerte de golpearse contra un árbol antes de caer al suelo, porque a la piscina no llegó, pero se levanto sin mas y se tiró con los demás a la piscina.

A media noche la gente empezó a retirarse a las habitaciones... ¿a dormir? pues no, resulta que lo de los pisos por géneros y por casados y solteros se les tuvo que olvidar, las habitaciones empezaron a llenarse de parejas, tríos, cuartetos, sextetos y lo que hiciera falta. Hubo intercambio de esposas y maridos y la mañana siguiente fue un caos de la gente intentando localizar donde estaban sus habitaciones, e incluso sus maridos y mujeres.. 

La leyenda cuenta que Walt Disney se sentía tan avergonzado de lo que allí paso, que prohibió a sus empleados hablar de la famosa fiesta si querías conservar su puesto de trabajo. 

Moraleja: Si esto ocurrió en la casa del ratón Mickey, ¿que puede ocurrir en tu empresa? así que nunca, jamas, bebas alcohol en una fiesta de empresa. 








Publicar un comentario

0 Comentarios