El Club Secreto de los no Herederos al Trono: Unos X-men muy light con sangre real




Si has empezado a leer esta crítica o eres un adolescente fan de productos televisivos Disney o estás muy aburrido y querías ver hasta dónde llegaba nuestro nivel de aguante con la nueva película de Disney+, sino, no se que haces leyendo esto. El Club Secreto de los No herederos al Trono no da para más, salvándose de forma digna, pero ofreciendo poco más.

Conocemos a Sam, una princesa nacida en segundo lugar. No es la típica princesa y no encaja en ese mundo. Cuando su madre, la reina, la envía a clases de verano en un internado, Sam averigua que es una tapadera: ella y los demás alumnos descubren que tienen superpoderes y que están ahí para entrenar y entrar a formar parte del club secreto de los no herederos al trono. ¿Serán capaces de aprender a usar sus poderes para salvar sus reinos?


Me imagino el momento en que le dieron el guión y el presupuesto de esta aventura cinéfila de segunda a la directora Anna Mastro y le dijeron eso de: "¿Te atreves?" Y ella tragándose cualquier tipo de orgullo contestar: "es trabajo". Porque  El Club Secreto de los No Herederos al Trono es eso, una simple chapita más televisiva de la gran D. Plana como ella sola y sin ningún tipo de aliciente, el film consigue subsistir por su corta duración y por su falta de aspiración y por ello es digna y  afin a un tipo de público que no busca mucho más.

Entre el plantel de actores destacar a la.protagonista Peyton Elizabeth Lee y al rostro más conocido, lo hemos visto hace poco en La Extraordinaria Playlist de Zoey,  es el  del bueno de Skylar Astin ( aún no sabemos cómo se ha embarcado en esto). Aunque realmente todo el grupo protagonista rinde bastante bien y es uno de los puntos más favorables del film.




Un producto vacío y carente de interés si buscas algo más pero que para una tarde en familia de domingo, y nada que ver (que eso es mucho decir), te servirá de entretenimiento entre cabezada y cabezada.



Publicar un comentario

0 Comentarios