Away: La mezcla ¿perfecta? entre drama serial y ciencia ficción

La astronauta norteamericana Emma Green (Hilary Swank) se prepara para liderar una tripulación internacional en la primera misión a Marte. Esta gran hazaña en su trayectoria profesional va unida a la difícil decisión de tener que separarse de su marido (Josh Charles) y su hija adolescente (Talitha Bateman) cuando más la necesitan, y al hecho de que quizá no vuelva a verles.



Esta es la muy interesante premisa de Away, uno de los grandes estrenos de Netflix para este mes de Septiembre. Una idea que en principio podría interesar muchísimo a los fans de la ciencia ficción y que innova el desarrollo de series dramáticas al hacerse un título realista con problemas cotidianos, además de otros más técnicos, en el que la acción no solo se desarrollará en la Tierra sino en esta con conexión en un gran viaje estelar hacia Marte. También cuenta como actriz protagonista con la oscarizada Hilary Swank. ¿Qué podría salir mal?

Con esta introducción no quiero decir que Away nos haya decepcionado, ni mucho menos, es un título interesante muy bien realizado y con una buena historia detrás. Es simplemente que la ciencia ficción de este viaje marciano se deja en plano secundario y manda el drama familiar y lo larcrimógeno sobre la ciencia ficción. Es como si en vez de estar viendo interstellar en formato serie, estuviéramos ante una serie dramática cualquiera con un bonito viaje por el espacio como relleno. Esto es Away, y claro, no gustará a un público al que parecía estaba destinado.




Capítulos de algo más de 50 minutos nos irán contando los problemas dentro de la nave, enfrentamientos entre compañeros, conexiones con familiares en la Tierra y todo ello en una aventura mítica que, como hemos dicho, muchas veces queda en segundo plano para buscar momentos dramáticos que enganche a un público mayoritario que no se quiera complicar la vida con tecnicismo.


Publicar un comentario

0 Comentarios