Vienna Blood: Jugando a ser Sherlock Holmes pero de segundo nivel




Movistar+ en su canal #0 ha estrenado una de sus novedades para este mes de agosto, la miniserie Vienna Blood, un título que evoca a Sherlock Holmes con una pareja peculiar de investigadores en la Vienna secesionista de principio de siglo XX.

Max Liebermann, un estudiante de Sigmund Freud, ayuda al detective Rheinhardt en la investigación de una serie de perturbadores crímenes en la Viena del año 1900

Como en este tipo de series, la pareja protagonista, un investigador y un psiquiatra que busca experiencias en el mundo de la psicopatía, unen esfuerzos para resolver el extraño asesinato de una mujer. Lo novedoso en la serie es que no solo nos centraremos en la investigación en la bonita ciudad austriaca sino que se tratarán otros temas como Freud, el antisemitismo y el comienzo de la psiquiatria como lo conocemos ahora mismo, aunque en aquella época aún tomada a pitorreo, teniendo un papel relevante en esta serie de investigación que a veces pierde un poco el norte.




Vienna Blood tiene dos defectos importantes. Su primer episodio no termina de convencer, quiere pero no llega, y eso no ayuda a que nos unamos a la historia de investigación. Por otro lado, quiere parecerse tanto a Sherlock Holmes, los acordes de la banda sonora nos recuerda mucho a lo escuchado en las dos últimas películas, que esa originalidad del tratamiento de otros temas como la inclusión de teorías de Freud o la problemática judía en Viena termina por no cuajar y ser una mezcla insustancial y aburrida.

Nos quedamos con su originalidad a la hora de mostrarnos temas no tratados en este tipo de producciones, una pena el haber sabido finalizar con exito dicho planteamiento.


Publicar un comentario

0 Comentarios