The Umbrella Academy vuelve con una temporada bastante mejor que la inicial



Los superheroes excéntricos de Netflix han regresado esta semana.


Ayer viernes se estrenaba la segunda temporada de Umbrella Academy, la serie de Netflix creada por Steve Blackman que adapta los comics de mismo nombre de Dark Horse y ayer me di el maratón para poder hablaros de esta segunda temporada sin entrar en Spoilers, así que tranquilos que no hablaremos de la trama.

Esta segunda temporada comienza exactamente donde acaba la primera y los chicos que en esta ocasión se han desplazado en el tiempo a principios de los sesenta se tienen que enfrentar de nuevo al fin del mundo. Lo primero es que tengo que reconocer que la primera temporada no me gustó demasidado. De hecho no empecé a disfrutarla hasta aproximadamente los tres últimos episodios, el hecho de que cuando veo a Robert Sheehan que interpreta a Klaus, y que es un actor que su mera presencia me provoca ganas de invadir Polonia, me tiraba para atrás. Me parece un actor mediocre que siempre hace el mismo personaje, pero bueno le di una oportunidad porque es superheroes.



El hecho de verme esta segunda parte mas que nada era para ver como solucionaban el Cliffhanger de la primera y si la cosa seguía por el mismo camino abandonar el barco definitivamente, pero en esta ocasión la historia me ha atrapado desde el primer capitulo, he conseguido pillarles cariño a los personajes, en la primera temporada no conseguí que ninguno me importara lo mas mínimo, y sobre todo, el tono de la serie, con un ritmo mas rápido y centrados en la aventura y menos en los problemas personales. Vamos que es mucho mas disfrutable y entretenida de ver que la primera entrega y sobre todo, me ha dejado con ganas de mas. 

En conclusión una buena continuación, con una factura técnica impecable, como fue la primera temporada y con una aventura mas disfrutable, perfecta para que los que como yo, casi nos bajamos del barco, nos volvamos a unir a sus seguidores.


Publicar un comentario

0 Comentarios