Proyecto Power: Interesante y entretenida premisa que no llega a cuajar del todo




Con una premisa realmente interesante y dos protagonista de primer nivel, Jamie Foxx y Joseph Gordon-Lewitt, ya se ha estrenado en Netflix una de las llamadas a convertirse en película del verano como es Proyecto Power. Hoy os contamos, con sentimiento encontrados, que nos encontramos en esta película de superhéroes temporales gracias a  una nueva droga.

De primeras hay que agradecer a Netflix que en un verano sin ningún estreno importante en cartelera nos este trayendo cositas que echarnos a la boca. Partiendo de esa base, podemos decir que Proyecto Power nos ha gustado, realmente desaprovecha su premisa y universo construido, que da para series, para terminar siendo simplemente un producto entretenidos, pero también es innegable la buena ración de tortas y efectos especiales que nos trae esta nueva película y que, aunque en un otro momentos nos sabrįa a poco, esta vez es un soplo de aire fresco para todos aquellos que disfrutamos de este tipo de cine directo y basado solo en el entretenimiento.

Es innegable que Proyecto Power se pierde en determinados momentos, aunque a diferencia de otras películas de Netflix no cae en el aburrimiento en casi todo el metraje, siempre hay cositas interesantes que echarse a la boca. También es verdad que algunas cosas están tan manidas que cuando ocurren ya la teníamos prevista y no sorprenden en absoluto, pero su forma simple y efectiva de ir relatando hechos es fluida y para nada cansina.




El film de Henry Joost y Ariel Schulmar de nuevo demuestra la clase media de cintas a las que Netflix nos está acostumbrando y que seguramente sufrirían para mantenerse en cartelera más de un par de semana pero que a nosotros nos llena un verano falto de grandes estrenos.



Publicar un comentario

0 Comentarios