Razones para ver 'El Colapso', la mini serie francesa del momento.


- En tiempos de pandemia, este colapso da mucho miedo, los episodios son independientes, y en ellos, acompañamos a los protagonistas a través de un verdadero caos por la supervivencia.

- Los escenarios avanzan desde la cotidianidad de un supermercado, o una estación de servicio, a otros acordes con la situación extrema que se vive, configurando un interesante crisol distópico, con enorme incidencia en el factor medioambiental.

- El enorme virtuosismo con el que están rodados todos los episodios, presentados en un solo plano secuencia sin cortes, ayudan a potenciar ese mensaje de caos e incertidumbre del que hace gala la producción.

- Como factor omnipresente, destacar la enorme tensión que sujeta el relato, y que consigue realmente despertar el nerviosismo en la mayoría de sus pasajes, la cercanía de las situaciones, llega a ser por momentos verdaderamente incomoda.

- Una crisis de tal envergadura, saca a la luz lo peor del ser humano, el egoísmo, la falta de empatía, son elementos expuestos con nitidez y verosimilitud, sin tiempo para demasiada emotividad, salvo en algún pasaje puntual. 

- Son solo ocho capítulos, con una media por episodio de veinte minutos, resultando una duración total menor a tres horas, todo un lujo en la actualidad, con series kilométricas de duraciones desorbitadas y capítulos superfluos.

- La habitual pretenciosidad del cine galo, reflejada en la mayoría de sus producciones, queda aquí totalmente difuminado, gracias a la buena mano que suelen tener los creativos del país vecino, desde el comienzo del nuevo siglo, con los productos de corte más violento o extremo.

- Por último, cabe reconocer la brillante visión post apocalíptica de sus jóvenes realizadores, Jérémy Bernard, Guiellaume Desjardins y Bastien Uguetto, y su indiscutible habilidad para estrenarlo en un momento, en el que toda la humanidad ha podido acariciar recientemente, el colapso que se nos describe.


Publicar un comentario

0 Comentarios