Ju-On Orígenes: La perturbadora mente del mal



Hablar de Takashi Shimizu en lo que se refiere al J-Horror es hablar de uno de los grandes. El cineasta japonés es el creador de la saga La Maldición (Ju-On), que incluso tuvo remake americano, de la que hemos tenido varias entregas desde hace años. Pues bien, Netflix encargó a Taka Ichise (Ju-on: Beginning of the End y Ju-on 4: The Final Curse) la realización de una especie de precuela de la saga como una serie de 6 episodios de algo menos de 30 minutos de duración y que se ha estrenado bajo el nombre de Ju-On Orígenes, con la dirección de Sho Miyake.

La serie recoge la esencia que nos dejaron las primeras entregas con un historia nada clara desde el inicio y que se divide en varios personajes, con saltos temporales y sobre todo primando la angustia y el desasosiego más que el terror puro, algo que consigue desde el primer instante y que provoca muy mal cuerpo en el espectador.



Ju-On Orígenes es de esas series que hay que ver tranquilamente y con todos los sentidos en la acción porque puedes ser que el momento que dejes de estar atento te pierdas algo que sea importante más adelante. Una cosa queda clara, y más allá que se dejen cosas sin explicar, es que poco a poco se irá desvelando una historia compleja pero que se une con unos anclajes que en principio pueden estar difuminados.

Como hemos dicho, y salvo algunos momentos de terror puro, lo que está precuela deja en el espectador es angustia del horror y momentos muy duros, no es una serie para todos los públicos, donde se recupera la ira y el desasosiego del inicio de la saga.

Disfrutarás sufriendo.



Publicar un comentario

0 Comentarios