Snowpiercer, la serie que dejará helado tu corazón y tu interés

Pues eso, frío, frío como el exterior que recorre con sus 1001 vagones el tren conocido como Rompehielos, me ha dejado la nueva adaptación del cómic francés Le Transperceneige que está vez ha transformado Netflix y TNT en una serie de entregas semanales.



Poco, exceptuando su trasfondo, tiene que ver esta serie protagonizada por Jennifer Connelly y Daveed Diggs, y situada diez años antes que la adaptación cinematográfica, con la brutal y excelente película del coreano Bong Joon-Hoo. Esta última es una oda a la rebelión de clases con una brutal puesta en escena en un duro futuro distópico donde lo que queda de civilización se encuentra confinada en un tren donde viven de manera diferente las diferentes clases, mientras que la serie es un título clásico de investigación con tintes post-apocalipticos y un desarrollo demasiado lento y desrraigado.

Y es que Snowpiercer, la serie, carece de un elemento que nos mantenga cautivos con la historia que nos cuenta y que solamente tiene interés cuando la lucha entre primera clase y los habitantes de la cola cobra protagonismo, perdiendo casi todo el interés cuando la investigación de un asesinato se abre paso.



Su protagonista masculino Daveed Diggs no posee la suficiente personalidad sobre todo cuando se enfrenta al titan Jennifer Connelly, de la mejorcito en la producción.

No sabemos si el desarrollo de los episodios, de los diez que la componen, serán suficientes para conseguir nuestro interés en una, muy posible, segunda temporada. Habrá que tener esperanza en la máquina y el señor Wilford.

Publicar un comentario

0 Comentarios