Reality Z: Cuando un apocalipsis Z puede ser de lo más hortera




La adaptación brasileña de la espectacular Dead Set británica ya ha aterrizado en Netflix y como pensábamos está muy lejos de su original e incluso podríamos definirla como una versión hortera y de mal gusto de lo visto de aquella miniserie zombie que tanto nos gustó. Pero a pesar de todo, y la desazón que nos puede producir este título en los primeros episodios, también hay que decir que no es un desastre total y se pueden sacar cosas positivas.

Bajo la premisa de un apocalipsis zombie en el transcurso de un reality de nombre Olimpo, donde solo parecen sobrevivir sus concursantes, Reality Z es un homenaje a las versiones más salvajes, sangrientas y llena de casquería del género, sobre todo en una brutal segunda parte de la serie donde todos reciben alguna caricia zombie.

Uno de los grandes fallos de este título brasileño es que, a pesar de contar con varios protagonista, el hilo conductor del desarrollo de la serie no queda claro en ningún momento, salvo el espíritu del reality en si y se va diluyendo en algunos momentos sin comprender muy bien el porque.




También merece ser destacado la crítica estamental a una sociedad brasileña donde los ricos cada vez son más ricos y los pobres cada vez más esclavos del sistema, factor que se saca a relucir en muchas ocasiones y es de lo mejorcito que nos trae el show.

Una serie que pasará sin pena ni gloria por el inmenso catålogo de Netflix y que sólo gustará a los verdaderos fans de género y algún espectador que le quede pocos productos por ver después del confinamiento.


Publicar un comentario

0 Comentarios