Os contamos la razón por la que Michael Bay odiaba Dos Policías Rebeldes


En 1995 llegó a los cines de todo el mundo la primera entrega de la trilogía de Dos Policías Rebeldes (Bad Boys), un exitazo tras el que hay un lado muy oscuro que vamos a desvelar.


Antes de la pandemia, este 2020 vió como se estrenaba Bad Boys For Life, la tercera entrega de la saga protagonizada por Will Smith y Martin Lawrence que, además de ser una de las cintas más taquillera de este funesto año, servía para homenajear en su 25 aniversario a la primera película de la saga.

Además de múltiples curiosidades que rodearon a la primera entrega, sobre todo por la falta de dinero para su rodaje, habría que decir que dentro de la filmografía de Michael Bay, esa primera entrega es la cinta más odiada, por múltiples factores que ahora os vamos a contar.



Desde primera hora Michael Bay consideró el libreto de Bad Boys "un pedazo de mierda", algo de lo que se quejó en varias ocasiones dejando bien claro cada vez que pudo. La cinta tenía que ser algo similar a Superdetective en Hollywood, pero estaba claro que para Bay no le llegaba ni a la punta del pie. Debido a la opinión del director sobre el guión, este decidió, hablando con la pareja protagonista, que la mayoría de los diálogos más conseguidos entre Will Smith y Martin Lawrence fueran improvisados y no siguiendo lo escrito. Se considera una cierto sobre todo por la taquilla y buen acogida que tuvo la película y la química, entre otras cosas, entre sus protagonistas.

Fue tal la frustración del director y la falta de presupuesto, que mucho de las principales escenas de acción de la cinta se tuvieron que grabar en el mismo día, aunque habían sido prevista para varios. Es más, Michael Bay tuvo que poner dinero de su bolsillo para que la cinta pudiera terminarse de la forma que lo hizo y no con los 19 millones que se había presupuestado en un primer momento. Es más, el flamante porsche de Will Smith fue cedido por el propio Michael Bay y la escena final de la película, clave en el desarrollo, se pudo rodar gracias a los 25000 dólares que el director aportó.



Hasta la madre de Bay tuvo implicación en el desarrollo de la película, esta buena mujer decidió que en la escena inicial de Dos Policías Rebeldes se decían demasiadas palabrotas, por lo que su abnegado hijo decidió cambiarla por completo y volver a rodarla.



Sobre todas las cosas que llamaban la atención negativamente de la película estuvo siempre la relación entre Michael Bay y Will Smith, venía como figura tras el triunfo de la serie El principe de Bel Air, y que provocó un fuerte choque de egos. Uno de los más recordados fue la intención por parte del director para que una de las persecuciones a pie más importantes de la película tuviera a Will Smith sin camiseta, pero al actor no le complacía dicho extremo, por lo que solo consiguió que se paseara por la calles de Miami con la camisa abierta. Pero sin duda el enfrentamiento más duro llegó con la frase final en la que Will Smith debía decirle a su compañero "Te Quiero". Will Smith consideraba que esa frase no iba con el carácter de su personaje y durante varias horas se encabezonó en que la película no terminaría así. Michael Bay amenazó a Will diciéndolo que acabara como quisiera pero que tenía quince minutos para grabarla. Finalmente el actor cedió y hubo "Te quiero" final.


Publicar un comentario

0 Comentarios