La Bala Perdida: Francia sigue dominando el cine de acción en Netflix



Netflix Francia sigue demostrando su poder en cuanto al cine de acción de la plataforma se refiere, esta vez con La Bala Perdida, una cinta de bajo presupuesto con aromas a la saga Fast & Furious  que se ha colado en top 10 de la plataforma con una hora y media de simple entretenimiento y poco más.

Con un reparto totalmente desconocido, muchos coches y la dirección del debutante Guillaume Pierret nos cuenta la historia del delincuente de poca monta y especialista en el tuneado ilegal de coches, Lino, que tras un intento de robo fallido es encarcelado y decide colaborar con una brigada antidroga mejorando sus coches. En un momento dado es falsamente acusado de un asesinato del que tiene que luchar por demostrar su inocencia.

Lo mejor que tiene La Bala Perdida es que no quiere ser pretenciosa, sabe en que liga juega y con sus virtudes y defectos solo quiere entretener con buenas escenas de acción, persecuciones muy bien realizadas pero nunca desmarcandose de su presupuesto raspadito y de no jugar a innovar ni inventar nada.



Es verdad que el guión de la película tiene bastantes agujeros, además de ser bastante manido, y las actuaciones cumplen con lo justo, pero es que esa no es la liga donde debe jugar, ya que tiene espectaculares escenas de acción que, aunque nos hubieran gustado un poco más, son bastante notables para los aficionados al género.

Hora y media de entretenimiento sin pretensiones donde sin acudir a los esteriotipos de estas películas, pero si utilizando miles de ideas antes vista, gusta complacer sin grandilocuencias.




Publicar un comentario

0 Comentarios