Harvey Wenstein intento censurar La Princesa Mononoke pero fracasó




El magnate del cine, y acusado por multitud de agresiones sexuales, Harvey Wenstein siempre ha intentado imponer sus deseos y particulares versiones de películas que el distribuía en EEUU, siendo uno de ella la versión que se iba estrenar en USA de La Princesa Mononoke.

Al parecer en 1997 Studios Ghibli y Disney decidieron aliarse para estrenar en USA La Princesa Mononoke y que arrasará en taquilla como lo había hecho en el país del sol naciente. Pues bien, a pesar de que Steve Alpert, productor de Miyazaki, decidió mandar una espada samurái a Wenstein con el mensaje "sin cortes" para que la compañía de distribución Miramax, de la que era propietario el propio Wenstein, distribuyera la película tal cual, el magnate intento estrenar su propia versión.

Harvey Wenstein esgrimió que la cinta no triunfaría sino se estrenaba su particular versión llena de cortes. La cinta bajaba de su duración original de 133 minutos a 95, y Wenstein intento amanazar a Miyazaki y Alpert para que esto fuera así.

Estas fueron algunas de las amenazas a Alpert:

“¡Si no consigues que (Miyazaki) corte la maldita película no volverás a trabajar en esta maldita industria! ¿Me entiendes, maldito? ¡Nunca!”.
Miyazaki no se dejó intimidar y finalmente estrenó su película tal cual.


Publicar un comentario

0 Comentarios