ARTEMIS FOWL como un dolor de muelas, pero sin todo lo divertido de un dolor de muelas



La nueva película de Disney estrenada en su plataforma es basura envuelta en papel de regalo.


La nueva Harry Potter, decían, la nueva oportunidad de Disney para crear su propia franquicia fuera de los superheroes y de Star Wars decían. La prueba de que Disney podría producir películas que llenaran las salas fuera de los remakes en acción real decían. Todo esto decían, pero lo único que tenemos claro después de ver el tostón de Artemis Fowl, es que a la casa del ratón se le ha olvidado definitivamente hacer películas familiares originales minimamente divertidas.

Y es que ya no pedimos que la película sea buena, ya a Disney le pedimos únicamente que no sea aburrida, y ni por esas. Kenneth Branagh nos ofrece una hora y media apenas de un producto infame, con muchos colorines, música que intenta parecer épica y lo que podría ser una historia interesante de Hadas y jóvenes, pero que no lo es.

Y es que TODO en Artemis Fowl, está mal, la desgana del director por hacer un producto coherente, el guión inexistente, los efectos especiales de chichinabo y sobre todo un actor protagonista que lejos de adorar o querer, el único sentimiento que te produce es EL ODIO. Todo ello con un villano cuyos intereses o propósitos se desconocen, cuya identidad se desconoce, y cuyos dos componentes desconocidos seguirán siéndola ya que esperaban revelarlos en las siguientes secuelas... Películas que no van a ocurrir nunca jamas. 

Artemis Fowl, un niño que de mayor quiere ser Men In Black pero que no pasa de Vendedor de Enciclopedias


Una película que se puede resumir en dos partes, una de desarrollo de la misma, y que dura aproximadamente 15 minutos y el resto que es la batalla final en una casa... Toda la acción de la película transcurre en una casa de campo en irlanda, acción que está ahí porque si, porque tampoco se entiende porque los personajes hacen lo que hacen.

Un punto difícilmente superable por otra película en la historia del cine, es que en solo una hora y media, consiguen que ninguno de los personajes, ni protagonistas ni secundarios, te importen un cojón de pato, y eso es algo complicado de conseguir, asi que si era la intención de Branagh, BRAVO.

Así que una película que lo mejore que puedes decir es que se acaba pronto. 

Publicar un comentario

0 Comentarios