El retraso de la última de Bond le costará 30 millones al estudio


El coronavirus manda el estreno del nuevo Bond a Noviembre.


El cambio de fecha de la vigesimo quinta película de Bond, No Time To Die a Noviembre de este 2020 ha provocado que el presupuesto de la misma suba, y es que este retraso le costará a la productora unos 30 millones de dólares, según han informado Screenrant.

Y el coste podría ser incluso mayor ya que esos 30 millones es la cifra mas conservadora que se maneja, ya que la productora planea unas perdidas de 50 millones de euros lo que acercaría el presupuesto de la película a unos 300 millones .

Publicar un comentario

0 Comentarios