Sonic - Crítica de Rodrigo Martin Noriega




Empecemos por el final. Termina la escena postcréditos y una sala llena de críos se pone a aplaudir. Del uno al diez mis críticos /acompañantes le dan Demian un 9 y Manuel un Veintidiez. Y hasta a su madre le ha gustado.

Así que todo lo demás sobra, pero añadamos que Sonic es un entretenimiento perfecto, sin pretensiones ni guiños innecesarios al público adulto, con una acción modélica y nunca agotadora, capaz de dotar de personalidad a, en fin, un erizo azul que corre mucho.

Sale JIM Carrey y cualquier cosa en la que salga Jim Carrey merece nuestro aprecio y consideración. Y además es interesante que el modelo narrativo de Sonic está más cerca del cine comercial de los noventa que de los ochenta, señal de que Hollywood está entendiendo que hay un nuevo mercado de la nostalgia por explorar.

Y nada más, dura hora y media lo cual es una bendición teniendo en cuenta que últimamente el cine comercial no baja de dos horas porque al parecer no se puede contar, no sé, una maldita historia de súper héroes en 90 minutos. Algún día miraremos atrás y alucinaremos con que una cosa como Vengadores Endgame durase casi tres horas. Me quedo con Sonic sin pensarlo.

Publicar un comentario

0 Comentarios