Critica: La Jungla por Rodrigo Martín Noriega


Tengo una gran simpatía por el director Greg McLean, en especial por Wolf Creek y su fantástica secuela. Como la mayoría de los directores australianos, siente un terror fascinado por la naturaleza, lo que explica su interés por la historia real de un viajero israelí que estuvo varios días perdido en la jungla.

Por desgracia el resultado no está a la altura de lo que esta película podría haber sido. La culpa es de unas decisiones de guión equivocadas, un trazo simplista de los personajes, que a veces parecen directamente tontos, junto con un montaje no muy inspirado. Y, seamos sinceros, por momentos la historia le viene grande a McLean, que mete unos flashbacks y unos insertos oníricos como para correrle a gorrazos.

Tampoco ayuda que Daniel Radcliffe no es, digamos, un actor a la altura de Leonardo di Caprio, cuyo tormento físico y espiritual en El renacido es la obvia inspiración de esta película. Pero bueno, la peli es muy entretenida, el final es emocionante y uno tiene la impresión de que el cuerpo le pedía a Greg McLean hacer algo más heavy y los productores no le dejaron. Aún así lo que ha hecho no está nada mal. Eso sí, yo espero que ruede Wolf Creek 3 y vuelva a sacar al salvaje goremaniaco que lleva dentro.

Publicar un comentario

0 Comentarios