The Mandalorian, un western espacial que demuestra que aun hay miles de buenas historias en una galaxia muy lejana


Ayer se estrenaba Disney+ en Estados Unidos, y con ella, llegaba la primera serie de Star Wars. Un productor que todos los fans de la saga galáctica estábamos esperando como agua de mayor. Y es que si bien los nuevos episodios de la franquicia y los spin off nos han dado nuestra dosis casi anual, los muy cafeteros esperábamos el nuevo producto de Jon Favreau como agua de mayo.

Sabíamos que nos íbamos a desplazar a los años posteriores al imperio y mucho antes de la llegada de la Nueva orden, y claro todo lo que huela a saga original a los fans mayores ya nos hace ponernos muy excitaditos. Si a ello le unimos que el protagonista era de la misma raza que Bobba Fett, pues ya nos tenían al menos de principio. Pero es que ademas y tras el primer episodio podemos asegurar que estamos ante algo muy grande dentro del universo Star Wars.

En este primer episodio, del cual no haré spoilers, no tendremos mucha trama, ya que en esencia se trata de un episodio de presentación y como tal ha sido dirigido por Dave Filoni que del tema sabe un poco. En este primer capítulo de apenas 40 minutos, nos han sumergido en una frontera espacial que se asemeja mucho al salvaje oeste, y a un antiheroe, el cazarecompensas que da nombre a la serie, que parece sacado de aquellas películas que un día dirigió John Ford. Un tipo con un pasado pero que en la actualidad vende su pistola al mejor postor. 

Así que en este episodio apenas vemos mas que el encargo de la misión que será el eje de la aventura esta primera temporada. Un capítulo dividido claramente en tres partes, una primera de presentación de personaje con miniaventura que nos sirve para que veamos que este hombre hay que tenerle un poco de miedo por como se las gasta. Una segunda parte para que veamos el ambiente donde se manejan los cazarecompensas, y la tercera y definitiva parte, el espectacular tiroteo que acaba con una sorpresa que te hará saltar del sillón.

En cuanto a los efectos visuales y el CGI, todo lo que vemos suena a Star Wars, eso no lo podemos dudar, aunque si tengo que decir que se nota que aunque hay un buen presupuesto, el CGI no está igual de acabado que en las películas. Aunque en comparación con otras series, basicamente les da en la boca. El problema viene en algunos cromas que cantan por soleares, pero llega un momento en el que estás tan metido en el ambiente y en la historia, que todo lo demas te la trae al pairo, y eso amigos, también es StarWars.

En conclusión un pedazo de serie que no te puedes perder "cuando la estrenen en España en Marzo" guiño guiño, codazo codazo.

Publicar un comentario

0 Comentarios