Secuestrados, una crítica de Rodrigo Martín Noriega


Esta película fue un fracaso en taquilla en su momento, tal vez porque se adelantó a su tiempo. Brillante ejercicio de estilo con alma reaccionaria(como todo el género de home invasion, por otra parte) es por un lado una película muy valiente para lo que suele verse en el cine de género en España (ya sabéis, pelis con Belén Rueda que puedan verse en telecinco).

Acercándose por momentos al horror extremo francés de las incomparables Martyrs y Al interior, pero sin llegar a sus alturas de violencia, crispación y catarsis. Tal vez porque Secuestrados parece a ratos una película patrocinada por Securitas Direct, un ejercicio de sensacionalismo que no sabe por momentos qué hacer con sus personajes.

Así pues, interesante e insatisfactoria, pero desde luego un intento de alejarse del tono domesticado y confortable del cine español de suspense o thriller. Además dura hora y veinte, no te da tiempo a aburrirte. Y tiene planos secuencias muy logrados, hay que reconocerlo.

Hubiera molado más, ya puestos con el tema de albaneses asaltando chalets, contar lo que ocurrió cuando robaron a José Luis Moreno. Por echarnos unas risas, más que nada.

Publicar un comentario

0 Comentarios