Legado en los Huesos, una muy notable continuación de la saga de Batzan


Hemos conseguido ver Legado en los Huesos antes de su estreno y hemos hablado con su director.

Hace un par de años, se estrenaba en los cines El guardián invisible, una película que vino acompañada de una absurda polémica sobre la adscripción política de una de sus actrices secundarias y que sufrio un boikot que la lastró en taquilla. Este guardián nos presentaba a la Inspector Salazar, una policía encargada de investigar una serie de crímenes en la región navarra de Batzan. La película nos mostraba la investigación y lo mas importante, la mitología propia de aquella región del pais, casi desconocida para la mayoría de españoles pero rica como ella sola.


Esta segunda parte de la trilogía nos lleva al mismo lugar a enfrentarnos a uno de los misterios que quedó abierto en la anterior película, esa cueva llena de cuerpos humanos. De hecho la película empieza en el juicio de uno de los arrestados en la primera parte y a partir de ese momento una inspectora cuya vida ha cambiado ya que ahora es madre, se tendrá que enfrentar de nuevo a una serie de crímenes que una vez mas rodean a su familia y a su pueblo y a la mitología de la región.

Como en la anterior entrega estamos ante un muy bien dirigido thriller que no te permite despegar la vista de la pantalla para no perderte las mil y una pistas que te van lanzando, pero ademas nos muestra muchas mas cosas, como el miedo y el amor de madre... o el odio de madre. Que es sin duda el eje central de esta película que a cada minuto que pasa se va convirtiendo en mas y mas sobrenatural.


El punto fuerte de la cinta es sin duda el grupo de actores encabezados por Marta Etura, un grupo que se mantiene de la primera ocasión y a los que se une Imanol Arias en un personajazo, un cura psiquiatra del opus dei que en ningún momento sabes si sus intenciones son buenas o malas o todo lo contrario y de Leonardo Sbaraglia en el papel del juez instructor. Un personaje que si bien está muy presente en todo momento, todo indica que será importante en la tercera parte de la trilogía que veremos esta primavera y que se rodó al mismo tiempo.

La fotografía y los efectos especiales destacan en una película con muchos diálogos y una emocionante escena final que hace que estemos ante un producto mejor que su primera entrega y ante un perfecto episodio intermedio, dejándonos en un cliffhanger que solo se solucionará en unos meses.

A continuación podéis ver la entrevista que nos concedió su director Fernando González Molina.

Publicar un comentario

0 Comentarios