Frozen 2 o un escalón muy lucrativo pero por debajo

Frozen 2 era tan previsible como tras su visionado tan innecesaria. La fábrica de los sueños tenía que seguir haciendo caja, no podía desaprovechar la ocasión de meterse algunos cientos de millones más en los bolsillos de una primera película redonda y que se ha convertido en un icono de Disney.



No podemos quejarnos del impresionante trabajo técnico en la realización de esta secuela. Tampoco queremos hacer sangre con una historia donde se ha intentado sorprender pero que es demasiado previsible y políticamente correcta. Tampoco mejora la primera entrega las canciones de esta secuela, ni tan pegadizas ni brillantes como los mil veces cantadas: Let It Go o Hazme un muñeco de nieve. Todo está correcto pero un nivel por debajo.

En el lado positivo lo bien que han evolucionado los personajes secundarios como es el caso de Olaf que, cuando no está en pantalla, siempre se le echa de menos. En cambio los personajes principales casi no han evolucionado, tal vez, porque han llegado a su plenitud.



Frozen 2 va a ser la gran triunfadora de este fin de año. No es mala pelicula pero se sale de la excelencia de otras producciones Disney. 

Publicar un comentario

0 Comentarios