29 FANCINE: Festival de Cine Fantástico Universidad de Málaga. Día 8, 'Extra Ordinary', 'Amigo', y 'Werewolf'.


20/11/2019

Penúltima jornada de este 29 Fancine, el momento perfecto para recuperar algún título perdido en el maremagnum de las películas a concurso, y ofreceros algún 'pendiente de redacción' que se quedó por el camino de la falta de tiempo, en ese continuo esfuerzo cumplidor por hacer las cosas lo mejor posible, dentro de las escasas 24 horas que tiene el día. 

Mañana el palmarés, en Fusion Freak hemos apostado, en el apartado de votaciones de la prensa, para otorgar el premio 'Gato Rabioso', por la cinta alemana 'The Golden Glove', un trabajo duro que a su vez, es un excelente ejercicio de gran cine, el cual esperamos, encuentre reflejo en los premios, pese a la competencia que puede encontrar en cintas tan premiables como 'Bacurau' o 'Deerskin', del inclasificablemente original Quentin Dupieux. 

Dejamos las despedidas y el resumen para el último artículo, aún nos queda la clausura, último golpe de pasión fancinera, y también última cena de un empacho inigualable, ya sabéis que lo que no mata engorda, somos Fusion Freak, con F de Fancine.

<Más información en WWW.FANCINE.ORG y en redes sociales>

- Sección Informativa:

EXTRA ORDINARY

Rose, una profesora de autoescuela con dones paranormales, prometió no volver a ejercer como médium tras un incidente en su infancia, pero todo va a cambiar cuando un atractivo viudo, le pida ayuda para alejar el fantasma de su difunta esposa.

La comedia de terror suele suponer un salto al vacío sin red, por la dificultad que entraña mantener el nivel de humor durante todo el metraje, algo que la mayoría de producciones de estas características suelen descuidar, comprometiendo el resultado final, y acercándose a otro tipo de horror, el que suele surgir de cada engendro fílmico, independientemente del género al que se adscriba.

Dirigida por Mike Ahern y Enda Loughman, que además ejercen labores de guionista junto a Maeve Higgins, protagonista del film, esta modesta pero cuidada comedia sobrenatural a la irlandesa, se adscribe a ese tipo de humor que tan buenos resultados diera en títulos como 'Lo que hacemos en las sombras', por esa sana intención de rebajar el tono agresivo de su contenido más terrorífico, a través de situaciones y personajes divertidos y llenos de chispa. 

El uso de unos F/X tradicionales, es el otro punto a favor en cuanto al aspecto visual, que se muestra más convincente desde un prisma menos tramposo, que no empañe las situaciones es continuo equilibrio cómico de las que hace gala un film, que obtuvo como curiosidad, el premio a la mejor película en la Sección Panorama del último Festival de Sitges.

Casi todas las situaciones que plantea el film funcionan, sobre todo en esa aventura ectoplásmica que emprenden sus protagonistas, pero se echa en falta un desenlace más a tono con parte de la crueldad expuesta, y recurrir a menos factores repetitivos que le restan empuje, así como limar algún perfil demasiado excéntrico.

Pese a todo, la mayoría de personajes, incluso lo más secundarios, contienen un dibujo preciso, y la pareja protagonista funciona con química en su peculiar romance, lo cual siempre ayuda a mejorar el resultado final de la cinta.

Finalmente, esta comedia fantasmal no pasará a la historia por ser especialmente memorable, acarrea evidente defectos de forma, pero igualmente se muestra como un trabajo entretenido, y absolutamente carente de toda pretenciosidad, lo cual lo convierte en un título recomendable, de esos que se suele aconsejar ver en la mejor compañía, de cualquier reunión distendida con amigos, o con ese famosa etiqueta de 'apto para toda la familia'.


- Horror Zone:

AMIGO

Rodada en un solo escenario, la típica casa de pueblo de antaño, que contempla como único paisaje la sierra desolada en pleno invierno, la primera película de ficción de Óscar Martín, tras su paso por el documental, es un duelo interpretativo entre dos actores, David Pareja y Javier Botet, que mantienen sus nombre para los personajes, en una historia sujeta a la dependencia del segundo, tras un terrible accidente que lo ha dejado completamente impedido.

Construida como un particular homenaje, al recientemente fallecido Narciso Ibáñez Serrador, 'Amigo' desmadeja sus influencias del misterio inicial, al más puro terror explícito, recurriendo a cierta atemporalidad, solo rastreable por algunos detalles que ofrece la televisión, parte indivisible del citado homenaje, y del tono cercano y constumbrista que acompaña al film.

Aprovechando los elementos de una buena puesta en escena, el realizador conjuga su particular ejercicio de estilo, que va oscureciendo su tono a medida que Javier va recuperando parte del habla y de la movilidad, es en ese punto, cuando la historia se torna algo más convencional, pese a mantener unas buenas dosis de suspense en su particular trama.

Más imperdonable resulta el tener que estar pendiente de la mala vocalización de los protagonistas, lo de Botet es más comprensible, teniendo en cuenta el enorme esfuerzo físico que requiere su personaje, pero de Pareja, al cual se le pierden muchas frases, viene a escenificar uno de los grandes males endémicos de nuestro cine, puede que antes el nivel de calidad cinematográfica fuera inferior, pero a nuestros actores se les entendía, seguramente por su previa formación teatral, algo que hoy en día, parece no ser desgraciadamente una asignatura obligatoria.

Finalmente, el duelo de Javier y David contiene, pese a los defectos mencionados, al que habría que añadir un final abierto e inconcluso poco satisfactorio, una serie de hallazgos destinados a suplir su evidente falta de medios, cuesta bastante más posicionarse en su contra, que bendecir su existencia como virtuoso ejemplo nacional,  de como fabricar un vehículo independiente de calidad.


- Lo Que Mata, Engorda:

WEREWOLF

En el universo trillado del cine de nazis, que prácticamente ocupa un espacio propio dentro del género bélico y dramático, empiezan a hacer falta nuevas visiones, que adapten la historias a terrenos más imaginativos, que alejen en parte ese fantasma de los repetitivo.

Rodada básicamente en un único escenario, una orfanato abandonado en mitad del bosque, este modesto film polaco aprovecha bien los factores a su juego, convirtiendo a los voraces perros de los oficiales nazis, en una nueva amenaza con la que deben lidiar un grupo de niños judíos en los días posteriores a la liberación de los campos de exterminio.

El director polaco Adrian Panek, convierte la necesidad en el factor fundamental de una obra, que transita con un ritmo adecuado, mostrándose siempre indiferente al sufrimiento de sus jóvenes protagonistas, algunos de muy corta edad, lo cual confiere un convincente peso dramático, al ya de por si rocoso caparazón del film.

Precisamente, cabe destacar el trabajo de los actores, implicados en una serie de perfiles, que requieren un esfuerzo extra por parte de Panek, y que recuerda aquello que decía Hitchcock, sobre nunca trabajar con animales o niños, algo que el realizador ignora en ambos casos, saliendo parcialmente victorioso en tan compleja tarea.

En los apartados técnicos, su brillante trabajo de sonido, ayuda desde un tono bastante estruendoso, a intensificar esa mencionada amenaza en contaste asedio, algo que consigue mantener la tensión en casi todo su metraje, pese a que va de más a menos en contundencia, y presenta unas conclusiones bastante menos acordes a lo esperado en este tipo de producción.

Finalmente, el cine polaco presenta con 'Werewolf', una serie de credenciales que le pueden permitir participar con otra clase de producto, que no sea únicamente ese tipo de trabajo político y social del que suele hacer gala, no se trata de una cinta memorable, pero al menos es consciente de sus limitaciones, y sabe potenciar con relativa habilidad sus mejores elementos, algo de por si ya resulta suficiente para recomendar su visionado.



Publicar un comentario

0 Comentarios