29 FANCINE: Festival de Cine Fantástico Universidad de Málaga. Gala Ianugural + Largometraje 'Vivarium'.





Bajo el lema 'Lo que no mata engorda', abrió fuego anoche la 29 edición de un Fancine, que hace tiempo ya que dejó de ser adolescente, camino de una madurez consolidada a golpe de talento, el que sus organizadores aportan, y que han convertido al evento en un referente cultural de Málaga, con un alcance internacional impensable hace un par de décadas.

Un buffet cinéfilo repleto como siempre de los mejores cantos de sirena, de nuevo, ese majestuoso testigo mudo que es el Cine Albéniz, localizado en pleno corazón de la capital, se prepara para ocho días de pasión cinéfila, que hará las delicias de todos aquellos que disfrutan con el mejor cine Fantástico y de Terror.

No faltaran a la cita, como viene siendo habitual, los cortometrajes, piedra angular de todo festival de estas características que se precie, y que en Fancine son siempre un apetitoso e ineludible 'Bocado de Cardenal', junto a la implacable Horror Zone, los Indómitos/Insólitos, la Ánima Zone, el Fantástico en Familia, la Sección Informativa, el Fanzriller, y como no, los Largometrajes a Concurso, con más de un título muy deseado, que seguro, harán las delicias de los mejores aficionados a los diferentes géneros y estilos.

No se puede pasar por alto, el agradecer de nuevo a la organización, su entrega y dedicación con los medios y aficionados, no olvidemos, que este festival es el único de sus características organizado por una Universidad Pública en toda Europa, su buena onda y conexión con el respetable hace sentir a cualquiera como en casa, y convierten al Fancine en una gran familia, de la que se puede estar muy orgulloso de forma parte.

De la Gala Inaugural, donde el rapero Elphomega puso la nota musical, destacar la chispa y el buen hacer de la televisiva Yolanda Ramos como maestra de ceremonias, y aprovechando la temática de esta 29 edición, repartió bromas acompañada de croquetas y cerveza de fabricación fancinera, a un respetable entregado que abarrotaba la Sala 1 del Albéniz, habiendo incluso previamente repetido el gastronómico ejercicio a pie de calle en un foodtrack, todo ello con la inestimable ayuda de Tecla Lumbreras, Vicerrectora de Cultura y Deporte de la UMA, convertida ya en todo un clásico del Fancine por derecho propio. 

Un preámbulo perfecto para lo que nos espera los próximos 8 días, con la sección 'Lo que no mata engorda', como motor de esta 29 edición, que ocupará con un buen puñado de títulos de lo más apetitosos, entre los que se encuentran clásicos como 'Braindead' de Peter Jackson, con la presencia de su actriz protagonista, nuestra Diana Peñalver, el próximo domingo 17 a las 18:30 horas.

De todo ello, os iremos informando a lo largo de estos ocho días de pasión, en los que como siempre, intentaremos abarcar, en la medida de los posible, las ofertas que consideramos de mayor interés. Ya estamos sumidos en la vorágine, somos Fusion-Freak, con F de Fancine.

<Más información en WWW.FANCINE.ORG y en redes sociales>

VIVARIUM


Resulta curioso como funciona la memoria cinéfila, hace ahora justo 50 años, el maestro Sam Peckinpah iniciaba su mejor trabajo como realizador, mostrando a una pequeña marabunta de hormigas devorando a un escorpión, perfecta alegoría de la emboscada que estaba apunto de caer sobre aquel mítico 'Grupo Salvaje',  obra cumbre del mejor Cine del Oeste.

Abordando un género diametralmente opuesto, pero con una intención similar, que sustituye insectos por pájaros, en concreto un cuco apropiándose de nido ajeno, que recuerda también el porqué de otro título mítico, el 'Alguien voló sobre el nido del..', 'Vivarium' muestra sus credenciales desde su primera imagen, alimentando un evidente gusto por ese concepto parasitario.

Segunda película como realizador del Irlandés Lorcan Finnegan, a partir de su propia historia original, esta curiosa fábula destaca por crear un interesante microcosmos distópico, con grandes dosis de intriga, bien localizado en un solo escenario, que se magnifica desde la repetición, creando una continua sensación de inquietud.

Por contra, Finnegan se pierde a veces en su propia redundancia, no acaba de desarrollar por completo todos los temas que expone, y acusa graves problemas de ritmo en algunos de sus pasajes, en un film que apenas sobrepasa los 90 minutos, pero  que igualmente, deja la sensación de que podía haberse expresado en una menor duración.

Técnicamente, el film aprovecha una cuidada puesta en escena, con un más que correcto equilibrio en los detalles, y unos decorados realmente convincentes, capaces 
por si solos de atesorar el recuerdo de un film, al que igualmente beneficia su pareja protagonista, un Jesse Eisenberg menos insoportable de lo acostumbrado, muy bien acompañado por una brillante Imogen Poots, sobre la que recae prácticamente todo el peso dramático de la obra.

Para terminar, y pese a los desajustes de ritmo mencionados, son las metáforas sobre el vacío existencial, o aquello de individuo alienado por la sociedad, las que hacen de 'Vivarium' un trabajo recomendable, sabe encajar en cierto modo, las piezas experimentales de su particular rompecabezas, construyendo finalmente un vehículo de fantasía vistoso y llamativo, sujeto a los límites  de la realidad. 









Publicar un comentario

0 Comentarios