Warrior: La serie de la que Bruce Lee se sentiría orgulloso

Una de las cosas que me hizo lanzarme para ver Warrior, la serie de Cinemax que en nuestro país la ha emitido HBO, fue que detrás de todo estaba, entre otros, Justin Lin, su éxito al frente de la saga Fast & Furious con un producto entretenido y dinámico hizo que la elección fuera esa, y desde luego no me equivoque.

Warrior nos lleva a la San Francisco de finales de Siglo XIX donde las guerras Tong en el barrio chino y los enfrentamientos entre la clase trabajadora, en su mayoría irlandesas, con los inmigrantes "amarillos" era el pan de cada día. La serie esta basada en un concepto de serie de televisión de Bruce Lee llamado The Warrior, que trataba sobre un artista marcial en el Lejano Oeste americano.



Aunque Warrior no te convenza en sus primeros episodios, es cuando van pasando estos cuando empieza a cobrar brillo una serie que sorprende donde otras fracasaron. Warrior es brutal y ello repercute en la inclusión de sexo explicito y la terrible violencia que nos trae mucho de sus episodios, pero es que esas escenas, junto a las de lucha, son necesaria para darle fuerza a una temática que de otra manera no hubiera sido tan sobresaliente.



Un elenco de calidad ayuda muchísimo a una serie que en sus diez episodios no deja de sorprendernos con personajes e historias bien trabajadas y que encabeza Andrew Koji como el protagonista Ah Sahm que nos deja espectaculares momentos de acción, seguramente los mejores visto en una serie de este tipo.

Deseando estamos de que llegue la segunda temporada que ya esta confirmada y que esperemos no baje el listón de una de las grandes sorpresas de esta temporada de serie antes de verano.



Publicar un comentario

0 Comentarios